¿Cuándo es el momento de los brackets?

La imagen es cada vez más importante en nuestras vidas y unos dientes torcidos afean la estética del individuo, además, de poder traerle algún inconveniente físico en el futuro; una situación que sin duda puede acarrear ciertos problemas tanto a nivel personal como profesional.

Por eso, cada vez es más común el uso de brackets para corregir la incorrecta y antiestética posición de los dientes torcidos. Un tratamiento que debes comenzar en tus hijos lo antes posible, pero no antes de los 10 años. Ten en cuenta que el proceso es largo y laborioso y, aunque no hay dos personas iguales, suele durar entre año y medio a dos años e, incluso, hasta tres en algunos casos.

Pero… ¿Cuándo debes planteártelo? En cuanto descubras cualquiera de los siguientes síntomas: en primer lugar, si ves que el espacio entre los dientes es demasiado grande, bien porque falte alguna pieza o porque consideres que los dientes son demasiado pequeños para cubrir todo el arco dental… Y viceversa, observamos la dentadura demasiado apiñada y se superponen los dientes, bien por el gran tamaño de las piezas dentales o porque el arco dental es pequeño.

En segundo lugar, si detectas que los dientes superiores frontales cubren a los inferiores o al contrario. También, si te das cuenta de que cuando cierras las mandíbulas queda espacio entre los dientes, ya que en esta situación se genera un mayor desgaste de los molares.

Por último, cuando esa mala posición de los dientes genere molestias, dolor o sangrado de encías e, incluso, movilidad de las piezas dentales, debes consultar con tu dentista: En Clínica Dental Piezas de Pozuelo, tenemos los mejores especialistas en ortodoncia para que tu dentadura siempre esté sana y estéticamente correcta.