¿Te sangran las encías? Código rojo

Si te sangran las encías, sobre todo, cuando te cepillas los dientes e, incluso, tienes mal aliento, es un síntoma inequívoco de que no están sanas. Tienes una infección provocada por bacterias que se puede apreciar por la inflamación en las encías y el sarro.

Si sólo es una mera inflamación y no están dañados los tejidos que rodean el diente estamos ante una simple gingivitis, que puede curarse fácilmente con un antibiótico y una buena higiene bucal.

Sin embargo, si los tejidos que soportan el diente están afectados y, aparte del sangrado, aparecen síntomas de dolor, sensación de que se mueven los dientes, aumenta la sensibilidad, sobre todo al frío, abscesos, flemones… estamos ante un caso más grave de periodontitis.

De no tratarse los gérmenes irán destruyendo también el hueso y podemos perder los dientes, por lo que tendremos que aplicar un tratamiento profiláctico más profundo para tratar la enfermedad e, incluso, si va más allá, recurrir a la cirugía.